Skyslide el tobogán del terror en california

Skyslide

Skyslide

Los toboganes son parte de la infancia de muchos, pero sera que despues de ver el Skyslide lo seguirán siendo?

Qué tan aterrador puede ser un tobogán?

En California específicamente pegado a un lateral del US Bank Tower se ha instalado y ya se encuentra abierto al público el Skyslide un particular tobogán que esta a nada mas y nada menos que a 300 Metros de altura!

Skyslide

Si le tienes miedo a las alturas, no creo que sea buena idea que te lances por este peculiar tobogán.

Te pintamos la escena:

El edificio mas alto que puedes encontrar al oeste del río Mississippi ( 314 Metros).

Fabricado totalmente en plástico transparente con un espesor de 1 pulgada y es antibalas.

Son 14 Metros de largo en una caída inclinada, que equivale a la distancia que hay entre el piso 70 y el 69 que es donde termina.

Tiene 1,2 Metros de ancho.

Gritos
Gritos de terror

La idea del Skyslide no es brindar una experiencia escalofriante, sino una carga de adrenalina extrema y una bella vista de la ciudad.




El OUE Skypace

Es un observatorio que ofrece una de las mejores vistas panorámicas de los Ángeles y la idea es permitirle a los visitantes vivir una experiencia inolvidable con la mejor vista posible.

Para deslizarse por el Skyslide solo se necesita pagar alguno de los 2 precios disponibles para entrar:

El mas económico tiene un valor de 25 Dólares el equivalente a unos 23 Euros.

El pase VIP un poco menos de 60 Dólares  lo que sería unos 54 Euros.

Skyslide por fuera
Skyslide por fuera

Lo que en realidad podría definirse como económico; aunque la experiencia en el Skyslide es muy corta ( unos 4 o 5 segundos aproximadamente). El terror de deslizarse a semejante altura no se mide el tiempo, sino en los latidos del corazón y los gritos que podrías dar durante el recorrido.

A Continuación un vlog de Ana la Mexicana, una chica que le muestra al mundo su experiencia en este peculiar tobogan.

Una experiencia que muchos fans de la adrenalina sin duda alguna querrán vivir.

Te atreverías a lanzarte?